Abrir una tienda puede ser uno de los proyectos más emocionantes que existen, no obstante requiere todo un proceso de preparación y asesoramiento. Y es que la clave del éxito si quieres abrir una tienda minorista, está en la planificación y la organización. Seguir un modelo de negocio estructurado te ayudará a maximizar tus posibilidades de triunfar en la apertura de tu negocio.

Hemos hablado con nuestro equipo de expertos de Ankorstore y hoy te compartimos los principales pasos a tener en cuenta a la hora de pensar y poner en marcha tu negocio.

Resumen:

1. Valida tu idea o el concepto de tu tienda 

Puede que tengas la idea más fantástica del mundo, pero solo funcionará si hay demanda de tus productos en la zona en la que piensas instalarte. Que a ti te guste algo, no significa que haya necesidad de ello. Tanto si quieres vender productos gourmet, regalos, artículos de aseo, juguetes o artículos para el hogar… La lista es interminable: tienes que averiguar si hay demanda en el mercado para lo que piensas vender. 

Empieza por dirigirte a un nicho de mercado que ofrezca algo que otras tiendas no ofrecen. En este sentido, llevar a cabo un estudio de mercado te ayudará de manera significativa. La forma más sencilla y rápida es preguntando a tus amigos y familiares si ellos mismos comprarían tu producto. Otras formas de indagar y recabar información incluyen:

  • Ir de puerta en puerta por tu zona.
  • Dejar cuestionarios en centros comerciales o en eventos locales.
  • Conseguir información a través de correos electrónicos (si ya tienes una base de clientes de otro negocio).
  • Pagar un estudio de mercado profesional.

2. Redacta un plan de negocio 

Disponer de un plan de empresa sólido y claro es una de las mejores herramientas de las que puedes disponer a la hora de poner en marcha un nuevo negocio minorista. 

Un plan de negocio o empresa es un documento en el que se planifican los objetivos futuros de la empresa y la forma de alcanzarlos. Piensa en él como una guía para el éxito y los posibles obstáculos a los que puedas enfrentarte. Se trata de uno de los documentos más importantes que crearás en tu vida y es por eso que te aconsejamos lo siguiente:  

– No te precipites

– Tómate el tiempo que necesites

– Cada palabra es importante

– Piensa bien cada uno de los conceptos

¿Por qué crear un plan de negocio es clave para conseguir el éxito a la hora de abrir tu tienda?

Está claro que la creatividad es importante y lo cierto es que muchos de los empresarios emergentes cuentan con grandes ideas creativas y productos singulares que ofrecer al público. No obstante, la creatividad necesita siempre una estructura: un buen plan de negocio para tu tienda minorista. Y es que este paso es crucial para no cometer errores caros. También te ayudará a ganar profesionalidad y es absolutamente necesario si buscas inversores.

3. Asegura la financiación 

Probablemente tengas una idea de la financiación disponible, pero debes entrar en detalles y asegurarte de que tienes dinero suficiente para abrir un comercio. El desembolso inicial puede ser importante si tienes que alquilar o comprar un local, acondicionar la tienda y hacerte con stock y materiales como cajas registradoras y máquinas de pago. ¡Y todo esto antes de conseguir ventas! 

Por eso, te aconsejamos que hagas una lista de los costes en una hoja de cálculo (recuerda que también hay que prever una cantidad para hacer frente a gastos imprevistos). Existen varias formas de obtener financiación. Si el coste es mayor de lo que esperabas, puede que necesites financiación de terceros. La forma más barata es pedir un préstamo a amigos o familiares, pero si esto no es posible, puedes acudir a tu banco para solicitar un préstamo para pequeñas empresas o utilizar una tarjeta de crédito si el importe no es demasiado elevado.

4. Establece un presupuesto 

Una vez que dispongas de la financiación que necesitas, es importante establecer un presupuesto para gestionar tus finanzas. Se trata de una parte esencial de la gestión de una tienda minorista rentable y debe gestionarse continuamente: necesitas tener una idea de tus ventas estimadas.

5. Planifica los costes para poner en marcha tu negocio y la financiación

Si bien contar con un concepto atractivo es súper importante, lo cierto es que tu tienda no prosperará sin fondos suficientes. Elaborar un presupuesto para tu nuevo negocio puede parecer una misión imposible, por eso es importante identificar de dónde proceden los grandes costes. Estos son los costes que tendrás que tener en cuenta al abrir tu tienda:

  • Alquiler: piensa en el coste del depósito del local, el alquiler mensual y el dinero que tengas que invertir en remodelar o reformar dicho espacio.
  • Mercancía: debes considerar el coste inicial de tu mercancía, así como el coste de mantenimiento de esta.
  • Costes de personal: Aparte de los sueldos, salarios y otras prestaciones, hay que pensar en el coste de la formación, las nóminas etc.
  • Tecnología y Marketing: al abrir tu tienda tendrás que invertir en los equipos adecuados y también en herramientas y materiales de marketing como una web, tarjetas de visita etc.

6. Decide la ubicación de tu tienda 

Si lo que buscas es crear una tienda física, debes saber que una buena ubicación es sinónimo de tráfico y clientes habituales y eso tiene un precio. Investiga la zona en la que piensas abrir a distintas horas del día y comprueba si hay otras opciones disponibles; por ejemplo, un patio donde la gente se reúne para tomar un café, en un pequeño centro comercial, cerca de lugares donde la gente espera, como paradas de autobús o colegios.

Consejos para abrir tu tienda en 2023En este sentido, ¿deberías lanzar también una tienda online?

Si vas a abrir una tienda online, te ahorrarás el alquiler de un local, pero tendrás que comercializar tu tienda para que destaque entre los miles de negocios que hay en Internet.

7. Prepara tu stock y tu gama de productos 

Esta es la parte más emocionante de la creación de una tienda minorista. Ya tienes tu plan de negocio y un montón de ideas, así que ahora es el momento de pedir tus existencias y crear ventas. Asegúrate de hacer los pedidos con antelación para disponer de una gama completa en la fecha de lanzamiento. Si haces pedidos al extranjero, puede que los plazos de entrega sean más largos de lo que esperas. 

Otro punto importante a tener en cuenta es la distribución de la tienda para aprovechar al máximo el espacio y atraer a los clientes. Tu escaparate es clave para atraer a posibles compradores, tanto si tienes una tienda física como una web (cuya página de inicio sería tu escaparate). Usa material de punto de venta claro para destacar las ofertas especiales y los puntos fuertes de tu comercio (por ejemplo, productos ecológicos).

8. Crea un plan de marketing

Cuando tu tienda esté casi lista para lanzarse, necesitarás un plan de marketing para darla a conocer. No esperes demasiado para hacerlo, ya que perderías ventas potenciales. Establece un plan para los próximos 12 meses. Haz contactos y corre la voz donde puedas (desde el patio del colegio hasta el supermercado) y asegúrate de que todo el mundo conoce tu negocio.

Qué incluir en el plan de marketing:

  • Invita a la gente a una fiesta de presentación (incluida la prensa local a través de un comunicado de prensa).
  • Envía folletos y coloca carteles
  • Anuncia tu tienda en las redes sociales
  • Ofrece descuentos y ofertas especiales durante el primer mes de actividad.
  • Organiza concursos y sorteos con empresas locales.

Y último pero no menos importante: lleva siempre contigo varias tarjetas de visita. Nunca se sabe cuándo puedes encontrarte con clientes potenciales…

Esperamos que estos consejos te ayuden a inspirarte y conseguir el último empujón para abrir tu tienda este año. Recuerda: es posible lanzar un comercio sin experiencia previa