Encontrar tiempo en tu ajetreada agenda para dar las gracias a tus clientes por su fidelidad, así de pronto, puede parecer impensable. Y es que, al fin y al cabo, la temporada navideña es la época del año de mayor actividad para los minoristas independientes y digamos que a nadie le sobra el tiempo…

Sin embargo, dar las gracias a tus clientes no tiene por qué ser costoso ni requerir mucho tiempo. Por no decir que es una de las cosas más importantes que puedes hacer, ¡y la Navidad es el momento ideal para cumplir este pequeño deber!

Resumen:

¿Por qué es tan importante dar las gracias a tus clientes que han sido fieles durante todo el año?

  • Refuerzas su relación a largo plazo
  • Refuerzas su compromiso contigo 
  • Haces que vuelvan a tu tienda en las épocas más tranquilas del año
  • Fomentas su fidelidad durante todo el año
  • Creas una experiencia de compra emotiva

1. Regálales algo

Darles un regalo con la compra no tiene por qué ser algo del otro mundo, sino un detalle suficiente para que tus clientes se sientan valorados. Al fin y al cabo, lo que cuenta es la intención. Un regalo de agradecimiento navideño puede ser un simple bastón de caramelo, una pegatina o un mini artículo adicional.

Si prefieres ahorrarte el tiempo y el dinero que supone hacer regalos físicos, recuerda que los regalos también pueden venir en forma de oferta exclusiva, como un cupón posterior a la compra, un cheque regalo o un código promocional para enero.

2. Envíales una tarjeta de agradecimiento

Nunca subestimes el poder de un “gracias” personal. Las notas escritas a mano son especialmente útiles porque recuerdan a los compradores que están apoyando el sueño de un pequeño comerciante y no solo un negocio anónimo.  

Si no tienes tiempo para enviar tarjetas de Navidad individuales, ¿qué tal si metes una pequeña nota en cada bolsa de la compra o pedido que envíes? Recuerda que ni tendrás que escribir todo el mensaje a mano; solo con firmar con un boli, tu nombre no pasará desapercibido.

3. Recompénsalos por su fidelidad

Recompensa a los clientes de tu lista de “mejores” y hazles sentir más especiales. Ofréceles un acceso anticipado a las rebajas de enero o a las primicias de los nuevos productos. Puedes enviarlos a través de una campaña de correo electrónico que solo se dirija a estos clientes.

Tus clientes más fieles merecen ser reconocidos durante todo el año, así que, además de sus habituales descuentos de temporada, piensa en cómo mimarlos una vez pasadas las fiestas. Si aún no lo has hecho, plantéate introducir un programa de fidelización que los premie cuanto más compren. 

4. Mejora tu servicio de entrega

No hay nada que haga que una persona se sienta más valorada que dándole prioridad. ¿Por qué no priorizas a tus clientes fieles modificando tu servicio de envío durante las vacaciones? Algunos minoristas ajustan su plazo de envío durante el periodo de mayor actividad para tener en cuenta posibles retrasos y gestionar las expectativas. Sin embargo, no hay razón para que tus plazos de envío no puedan funcionar con una escala móvil. 

Mientras que los nuevos clientes puede que tengan que esperar un poco más para sus entregas, el hecho de que tus clientes favoritos reciban los suyos rápidamente les  aliviará de cualquier estrés añadido y les recordará por qué son fieles a tu negocio en primer lugar.

5. Organiza una fiesta

¿A quién no le gusta una excusa para ir de fiesta, sobre todo durante las vacaciones? Por último, pero no por ello menos importante, considera la posibilidad de organizar un evento nocturno de compras para tus clientes más valiosos. Pon tu playlist más navideña, prepara aperitivos y, si te sientes realmente con el espíritu navideño, ofrece a los invitados un descuento adicional “solo por una noche”. El ambiente festivo les animará a comprar. 

Si no tienes una tienda física y solo vendes a través de tu página web, no te preocupes. Si algo nos ha enseñado la pandemia es que la mayoría de las cosas que ocurren en persona pueden adaptarse al mundo online. Ofrece a tus clientes un código promocional que solo puedan utilizar durante el horario de tu evento virtual. 

 

Esperamos que estos consejos te sirvan de inspiración para dar las gracias a tus clientes durante estas fiestas, independientemente de lo ocupado/a que estés. Si te sientes con ganas, podrías incluso poner en práctica varias de estas acciones. 

Además de aumentar la fidelidad y las futuras ventas, repartir alegría y mostrar gratitud en esta época del año simplemente sienta bien. ¿Acaso la Navidad no va de eso?